Bodega


Ubicada en el distrito de Perdriel, Luján de Cuyo, a sólo 30 minutos de la ciudad de Mendoza y en el corazón de la zona enoturística más importante de nuestra provincia se encuentra nuestra bodega.

Al ingresar nos dan la bienvenida nuestros viñedos de Malbec, el edificio ha sido construido siguiendo un estilo arquitectónico clásico moderno, rodeado de jardines intervenidos por un xeripaisajista con la flora autóctona del lugar. Realza esta postal la vista única de la cordillera de los Andes como telón de fondo.

La bodega se encuentra equipada con la última tecnología para la elaboración de vinos de alta gama: tanques de acero inoxidable y piletas de concreto con control independiente de temperatura y de pequeñas capacidades, lo que permite un seguimiento específico y detallado para cada uno de nuestros vinos. El añejamiento se realiza en barricas de roble francés y americano.

Cabe destacar que posee su propia maquinaria para la recepción y selección de uvas como así también para el posterior embotellado, lo que nos permite un seguimiento en la calidad desde la uva y en cada paso de los procesos hasta el momento en que llega al consumidor. Contamos con certificación de normas ISO 21.000 en nuestro proceso de elaboración, lo cual respalda nuestra filosofía de entregar vinos premium que reflejen exactamente lo que ofrece la naturaleza.

Datos técnicos

Capacidad de molienda: 15.000 kl/h.
Capacidad de vasija: 1.500.000 lts.
Capacidad de añejamiento: 500 barricas de roble francés y americano, de 225 lts. y 500 lts.
Capacidad de embotellado: 2.000 bot/h.
Capacidad de estiba: 500.000 botellas.



Fincas


Los viñedos de los cuales provienen las uvas para la elaboración de sus vinos, se encuentran ubicados en el prestigioso Valle de Uco, a 100 kms al sur de la ciudad de Mendoza. Valle de Uco es considerado mundialmente como uno de los mejores terruños para la plantación de viñedos debido a sus condiciones naturales. Ofrece una altitud que va de los 1.050 a 1.500 msnm, una amplitud térmica que oscila entre los 20º y 25ºC entre el día y la noche, y una variedad de microclimas que permiten el cultivo de distintos varietales, cada uno con las condiciones que precisa para desarrollarse y desplegarse en todo su esplendor.

Allí se encuentran plantadas las 3 fincas de donde se extrae la totalidad de la uva para la elaboración de sus vinos. Desde la planta se trabaja en la calidad de la fruta, la cual dará lugar luego a vinos premium. Para esto se trabaja en el rendimiento de los viñedos, buscando que el mismo sea de una a dos botellas por planta, a modo de que esos pocos racimos reciban la vitalidad de la planta y logren una mayor concentración de taninos y el punto justo de madurez para alcanzar la calidad deseada.

El riego de los viñedos se realiza por goteo con agua de deshielo, la cual otorga nutrientes y minerales naturales a los suelos, que luego también se verán reflejados en la copa.



alt

los inicios

alt

Los Altepes

alt

Los Barrancos

Sustentabilidad


Nuestros vinos se inspiran en la naturaleza, y es por ello que nos interesa su cuidado. Siendo la calidad el objetivo principal del trabajo diario, nos encargamos de asegurar la misma mediante una combinación de esfuerzos mancomunados que incluye a todos los procesos que participan en la elaboración de nuestros vinos.

Comprometidos con la conservación del medio ambiente y pensando en las próximas generaciones, estas son las prácticas sustentables que implementamos:



EN EL VIÑEDO

El sistema de labranza que utilizamos es conservacionista. Estamos a favor de las buenas prácticas agrícolas en lo que al cuidado y mantenimiento de los viñedos respecta. Conscientes de la importancia del cuidado del agua, utilizamos riego presurizado (por goteo), el cual permite una eficiencia en el uso de este recurso escaso que se encuentra en el orden del 95%, mientras que mediante el uso del sistema tradicional (por surco o inundación), la eficiencia en su uso desciende al orden del 40%.

A la hora de la elección de agroquímicos, nos inclinamos hacia la utilización de aquellos que sean lo más amigables posible a fin de generar un menor nivel de impacto en el ambiente.

INSECTICIDAS

A través de la incorporación de la técnica de la confusión sexual mediante la utilización de feromonas, logramos la disminución de uso de insecticidas evitando el impacto de productos tóxicos en el vino.

Para la conservación del suelo y la preservación de aquellas características únicas que luego se verán reflejadas en nuestros vinos, utilizamos técnicas que incluyen la incorporación de materia orgánica, que se utiliza para mantener los niveles de fertilidad y evitar erosiones por lluvia, viento, etc.


PARA CONTRIBUIR CON EL CUIDADO DEL AGUA

- Uso de hidrolavadora para el lavado de barricas, tanques y piletas con flechas y bochas limpiadoras: ahorra el consumo de agua y mejora sustancialmente el poder de arrastre de residuos.

- Utilización de hidrolavadora, vapor y ozono para la limpieza de tanques, piletas y maquinaria de fraccionamiento: esta práctica mejora la limpieza sin necesidad de emplear productos químicos, lo que contribuye de manera directa, al mejoramiento de la calidad de agua de la Planta de Tratamiento de Efluentes para su posterior re-uso agrícola. El agua de la planta es controlada por el Departamento General de Irrigación, ente oficial encargado de velar por su correcto uso.


OTRAS PRÁCTICAS SUSTENTABLES

- Uso de botella ecológica: gran parte de nuestros productos son envasados en botellas ecológicas, con lo cual se ahorra consumo de energía, ya sea para el transporte desde la cristalería a la bodega, y despachos de la bodega a nuestros clientes. La botella, al ser un poco más pequeña dimensionalmente que la convencional, ocupa menos volumen en los contenedores. De esta manera contribuimos también a la disminución de la Huella de Carbono.